¿Opositar teniendo hijos es posible?

Que España es un país de opositores es un hecho. Emprender no forma parte de nuestra cultura y al final, acabamos optando por la tranquilidad que nos ofrece un puesto fijo. En los últimos años, el perfil del opositor ha ido evolucionando, pero lo que no ha hecho es decrecer en número: desde la crisis económica, el miedo a formar parte de la tasa de desempleo, tan elevado en nuestro país, nos ha hecho ver en la consecución de una plaza fija la solución a muchos de nuestros problemas. Si con anterioridad elegíamos carrera y luego opositábamos, si hacía falta, ahora consultamos las convocatorias de oposiciones intentando encontrar algo que no nos disguste hacer toda la vida.
Sigue leyendo