El pan y el café, los reyes en la mesa de cualquier español

Siempre surgen muchas disputas alrededor de la comida, y es que no hay nada más español que sentarse a compartir mantel. El problema viene cuando no nos ponemos de acuerdo: paella de marisco o de carne; tortilla de patatas con cebolla o sin cebolla; pulpo con patatas o sin ellas; jamón serrano con su grasita o sin nada de grasa; la cerveza, el refresco, el agua o el vino para acompañar la comida… Es realmente difícil que todos los comensales degusten el mismo plato y además de la misma manera, pero si de algo estamos seguros todos es que hay dos alimentos imprescindibles: el pan para mojar la salsita de la comida y el café al acabar, tanto si hay postre como si no lo hay.

Pero incluso con estos dos indiscutibles no estamos exentos de polémica y es que hay casi tantos tipos de pan y de café como personas hay en el mundo. Tanto nos gusta la combinación de estos dos alimentos, que el desayuno de la mayoría de los españoles está compuesto por una taza de café y una tostada. Pero, en nuestro beneficio, cada vez hay más sitios donde combinan a la perfección estos dos alimentos, como es el caso por ejemplo de El Molí Pan y Café.

El pan es uno de los alimentos más representativos de nuestra cultura y hay casi un tipo de pan para cada cosa: tostadas, torrijas, sopas castellanas, para acompañar un buen guiso… Y es el que el pan es un alimento básico en nuestra alimentación, aunque también es importante que sea de buena calidad.

  • El pan más habitual es el de barra o pistola, con una forma característica. Se trata de un pan alargado de miga abierta y que sirve para acompañar cualquier plato, aunque también se endurece rápidamente,
  • La baguete también es un pan muy común, pero de masa más flexible y poco cocida. Su consumo ha de ser muy inmediato, ya que la corteza es muy fina.
  • La chapata es otro tipo de pan que todos conocemos, en este caso rústico, y se caracteriza por su forma rectangular y plana, su sabor agradable y su fermentación lenta. Este pan se conserva muy bien durante dos días y en su elaboración también se usa harina de salvado de trigo.
  • El pan candeal es de corteza dura, lisa y brillante y dura muchos días gracias a su miga poco húmeda y su corteza gruesa.
  • El de viena es un plan blando, que además lleva entre sus ingredientes leche, azúcar y mantequilla. Se recomienda su uso en desayunos y meriendas y, además, acompaña muy bien a alimentos dulces.
  • El pan de hogaza es redondo, suele llevar una mezcla de varias harinas y tiene mucho aroma y sabor. Es el mejor pan para acompañar queso o embutido y dura entre cinco y seis días.
  • El pan integral es cada vez más consumido y se caracteriza por estar elaborado con los granos enteros.
  • El pan gallego se caracteriza por tener una corteza dura y una miga esponjosa y firme. Combina perfectamente con carnes.
  • Existen otro tipo de panes especiales que cada vez son más consumidos y demandados, como el pan de maíz, el de centeno, el integral con semillas, el de espelta…

Los tipos de cafés más conocidos

Y si hablábamos de ponernos de acuerdo en la mesa, el café es otro de esos alimentos que siempre despierta debate. Cierto es que los de especialidad son los más conocidos entre los gourmets, pero no todas las cafeterías los ofrecen y tampoco son los más populares.

  • El espresso es probablemente el más conocido y la base de muchos otros tipos de cafés, Se trata de un café negro y fuerte, surgido después de hervir agua a alta presión y que esta atraviese los granos de café. Se consume solo o con un poco de azúcar.
  • El capuchino es el más popular entre la población general gracias a una comninación perfecta de café expresso, leche caliente y espuma. Se suele consumir con un poco de chocolate rallado por encima o una pizca de canela en polvo.
  • El americano es cada vez más conocido y consiste en un chorro pequeño de café expresso añadido a una taza con agua caliente. Se suele tomar como cualquier otro café.
  • El café con leche probablemente sea uno de los más básicos y, a la vez más consumidos. Se obtiene al mezclar un chorro de café expresso con tres partes de leche caliente.
  • Y el café moca está indicado para los más golosos. Se trata de un capuchino al que se le ha añadido sirope de chocolate caliente.

También se están dando a conocer otras variedades como el frappe o frappuchino el caramelo Macchiato y la variación francesa del café con leche, el llamado café au lait.