Blefaroplastia, la técnica para lucir una joven mirada

Desde los tiempos más remotos el ser humano ha buscado siempre el antídoto para no envejecer. Griegos, romanos, musulmanas…todos ellos han buscado ese santo grial para intentar mantenerse intacto ante el paso del tiempo. Pues bien, con la llegada de las nuevas tecnologías al sector de las clínicas estéticas se ha conseguido poder estar más joven. No es la pócima de la eterna juventud, pero son unas técnicas que con ellas se puede lograr aparentar muchos menos años. Algo que en la sociedad actual es vital.

La Blefaroplastia  es en estos momentos la técnica más moderna y la que se recomienda desde la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacia.

Es la cirugía estética de los párpados. Su objetivo es rejuvenecer la mirada con un efecto natural, sin cambios drásticos en la imagen y sin cicatrices visibles. En el proceso de envejecimiento, la piel de alrededor de los ojos pierde elasticidad, los músculos se debilitan y la grasa se mueve desde la órbita hacia adelante. Esta laxitud de la piel y los músculos del párpado, junto con el prolapso de la grasa orbitaria son responsables de que los ojos parezcan más pequeños y adquieran expresión de cansancio o tristeza permanente. En las personas mayores este exceso de piel puede ocasionar además un problema visual, al deteriorar el campo visual superior. La blefaroplastia soluciona todos estos problemas.

Sin dolor

La blefaroplastia es una cirugía mínimamente invasiva que se puede efectuar en párpados superiores, inferiores y combinar con otros procedimientos como cirugía de ptosis palpebral o lifting de cejas.

En los párpados superiores el objetivo es despejar la mirada. Se elimina el exceso de piel y restaura la tensión normal del músculo a través de una microincisión en el pliegue palpebral, por lo que la cicatriz es prácticamente invisible.En el caso de párpados inferiores el objetivo es eliminar bolsas y mejorar la tensión del párpado.

Cuando el paciente tiene un buen tono palpebral y escasa piel redundante, la cirugía se efectúa por vía interna (transconjuntival) por lo cual la cicatriz no será visible. En el caso de pacientes con laxitud palpebral incrementada y exceso de piel, la cirugía se efectúa a través de una incisión por debajo de la línea de las pestañas (transcutánea) que nos permite asociar procedimientos de tensado palpebral para evitar el “redondeamiento” del ángulo externo del ojo. La técnica quirúrgica debe ser siempre adaptada a las características del paciente por lo que la blefaroplastia que realizan en el Centro Estética Ocular es un tratamiento altamente personalizado.

Anestesia local

Tienes que saber que en esta técnica se utiliza anestesia local asociada en ocasiones a sedación (el paciente está despierto pero completamente relajado e insensible a dolor).Además la duración de la operación dura 40 minutos. La inferior dura 60 minutos aproximadamente. En casos en los que se combina con otros procedimientos la duración es mayor. Hablamos de una una cirugía ambulatoria, es decir, que no requiere ingreso.

Una vez que te hayas operado, es normal presentar hematomas que se reabsorben durante la primera semana, momento en el que la mayoría de pacientes suele reiniciar sus actividades habituales. Durante los primeros días se recomienda no realizar esfuerzo físico intenso para evitar posibles sangrados y acelerar la recuperación. Se le indicará la aplicación frecuente de frío y una pomada antibiótica sobre la herida. A la semana se retiran los puntos. La recuperación de la blefaroplastia suele ser completa al mes, aunque la cicatriz seguirá mejorando con el tiempo hasta llegar a ser invisible. En poco tiempo ya podrás hacer vida normal.

Los resultados de la blefaroplastia son definitivos, por lo que no tendrás que preocuparte de volver a pasar por el quirófano para parecer más joven.

Protección

Por último, tienes que saber que los párpados son tejidos extremadamente complejos y delicados. Protegen los ojos además de darles una apariencia estética. Los cirujanos oculoplásticos son oftalmólogos entrenados específicamente en cirugía de párpados. Conocen la delicada anatomía y función de los párpados mejor que ningún otro especialista. Por ello, creemos que los cirujanos oculoplásticos son los especialistas más indicados para realizar una blefaroplastia, ya que pueden brindarle el mejor resultado con la máxima seguridad.

Escoger a un cirujano calificado es de vital importancia para cualquier cirugía que implica los ojos. Por eso nuestra recomendación es que te pongas en manos de los mejores profesionales para poder tener los mejores resultados.