¿Por qué la furgoneta le ha ganado la partida al camión en la distribución de mercancías?

El mundo en el que nos movemos ha cambiado tanto en tan poco tiempo que está claro que nadie hubiese sido capaz de prever su llegada. La sociedad civil, además del tejido empresarial que forma parte de nuestra economía, se ha transformado de un modo espectacular. Y esto todavía no ha llegado a ofrecer su máximo desarrollo. No cabe la menor duda de que a este país, tal y como sucede con muchos otros, no lo va a conocer prácticamente nadie. Y es que todo avanza a pasos agigantados.

Una de las cuestiones que tiene que ver con este asunto está relacionada de una manera directa como el desarrollo del comercio electrónico. A día de hoy, eso ha transformado la necesidad y la dependencia de las flotas de vehículos de las que disponen todas las empresas, además de la cantidad de espacio que necesitan para almacenar sus productos. Eso, que ha permitido obtener una nueva vía de obtener ingresos, también ha tenido una influencia directa en los costes que hay que asumir para arrancar con esta actividad.

Hasta la empresa más pequeña necesita ahora un medio de transporte para poder realizar una entrega a domicilio. Es algo que ya se ha convertido en algo habitual en los momentos en los que nos encontramos y que pone de manifiesto que sin una estructura y operatividad logística es completamente imposible que el negocio que tenemos entre manos funcione. Se trata de una cuestión de la que no todo el mundo es consciente y que requiere de un gran trabajo y de personas que estén especializadas en ese trabajo. De lo contrario, será bastante complicado que tengamos la capacidad para cumplir con todas las necesidades que nuestros clientes esperan que les entreguemos.

Para muestra, un botón. Y es que, según informa una noticia que fue publicada en la página web del portal Libre Mercado, un gigante como lo es Amazon había comprado un total de 20.000 furgonetas con el objetivo de reforzar sus servicios logísticos, que ya de por sí eran de una potencia bastante considerable. Y es que la compañía de Jeff Bezos ha sido una de las que ha mostrado un mayor interés por desarrollar su modelo de negocio y convertirse en la referencia del sector de la logística, como así es en los momentos en los que nos encontramos.

Hay una cosa que, en lo que respecta a una actividad como la logística, es bastante curiosa. ¿Por qué todas las empresas, incluidas las grandes entidades, están apostando por furgonetas en lugar de por grandes camiones que les permitan transportar mayores cargas de materiales? La respuesta es sencilla y tiene varias aristas. En primer lugar porque, según nos han informado los profesionales de una entidad como lo es Motores de Furgoneta, es bastante más sencillo (y también más barato) cambiar un motor de este medio que de un camión de grandes dimensiones. Y, en segunda instancia, porque el uso de una furgoneta nos permite ser más rápidos y ágiles en los envíos, una cuestión que es la más valorada en los momentos en los que nos encontramos por los usuarios y la clave de que el negocio electrónico funcione a las mil maravillas ya no solo en España, sino en un gran porcentaje de los países de este mundo.

Un camión tampoco es el medio más cómodo 

Un camión ha sido, de manera tradicional, el medio de transporte que las empresas han preferido utilizar para realizar grandes envíos de material a un determinado centro de trabajo, pero lo cierto es que, cuando se trata de hacer entregas a domicilio, la furgoneta siempre es mucho más fiable por mucho que su capacidad sea bastante menor. Y es que tiene la posibilidad de circular más rápido (cuanta menos carga, más rápido) y se puede meter en cualquier callejuela y llegar a cualquier pueblo. Y, en cambio, un camión no tiene esta ventaja. Su utilidad es mucho más limitada y a nadie le sorprende que la furgoneta le haya ganado la partida de una manera muy clara en lo que tiene que ver con la entrega de productos provenientes del comercio electrónico.

Precisamente por este tipo de cuestiones el uso de las furgonetas pensamos que va a ser más habitual si cabe en los años que están por venir. Teniendo en cuenta que al comercio electrónico todavía le queda un extenso margen de mejora que sin duda alguna va a terminar cumpliendo, a nadie se le escapa que esto va a implicar un uso todavía más grande de las furgonetas precisamente por las cuestiones que hemos venido comentando en el párrafo anterior: porque es más útil para entregas rápidas y porque, desde luego, permita una mayor eficacia y eficiencia en las entregas.