Curiosidades y mitos sobre la ortodoncia que no sabías

La boca, y especialmente la sonrisa, es nuestra mejor carta de presentación. De hecho, es lo primero en lo que nos fijamos cuando conocemos a alguien.

Es por ello que desde tiempos remotos, la humanidad le ha puesto especial atención a tener una buena salud bucodental y una apariencia agradable.

Aquí es donde aparece la ortodoncia, que es la especialidad que se ocupa de corregir los defectos y las irregularidades de posición de los dientes, bien sea por estética o para mejorar la calidad de vida del paciente.

Nuestros amigos de la Clínica Odontológica Tot Dental nos cuentan algunas curiosidades y mitos sobre esta especialidad que de seguro no sabías y te podrían parecer muy  interesantes.

8 datos curiosos sobre la ortodoncia

La ortodoncia ha evolucionado mucho en las últimas décadas. Aquí algunos datos curisosos sobre como era la ortodoncia en años anteriores:

  1. La ortodoncia moderna, tal y como la conocemos hoy, surgió entre los siglos XVII y XIX.Sin embargo, los primeros pasos en la práctica de esta especialidad eran muy rudimentarios y fueron evolucionando gracias a las aportaciones de Pierre Fauchard y su Tratamiento de las irregularidades dentarias, y sobre todo, al desarrollo de los aparatosos dispositivos metálicos para lograr movimientos en los dientes por parte de John Nutting Farrar.
  2. También, gracias a la clasificación dental de Edward Angle, hoy en día los especialistas pueden determinar en qué nivel de rotura se encuentran los dientes, en qué direcciónapuntan y cómo encajan entre sí.
  3. Sin embargo, la primera persona que reconoció la incorrecta posición de los dientesy habló de que podrían corregirse por cuestiones estéticas en su Sexto Libro de las Epidemias fue el médico de la Antigua Grecia, Hipócrates de Cos (460-377 a.C). A raíz de este dato fueron los griegos los primeros que se preocuparon por la correcta colocación de la dentadura.
  4. Otro dato curioso sobre la historia de la ortodoncia, es que losarqueólogos descubrieron momias que datan de la Antigua Grecia con lo que parecen ser bandas de metal envueltas alrededor de sus dientes. A este material se le conocía como el catgut, una especie de cuerda fabricada a base de fibras naturales de los intestinos de los animales, que hacían la función del alambre de la ortodoncia actual.
  5. La ortodoncia como la conocemos hoy en día comenzó en 1728 cuando se puso en práctica un aparato que llevaba por nombre Blandeau. Este se trataba de una pieza de hierro que ayudaba a expandir el arco, representando el verdadero inicio de lo que conocemos hoy como los frenos metálicos.
  6. En 1838 ya Chaplin Harrishabía comenzado a hablar de la ortodoncia en su diccionario Ciencia Dental, donde la definió como: “parte de la cirugía dental que tiene como objeto el tratamiento de las irregularidades de los dientes”. De hecho, la primera escuela de Odontología, que data del mismo año, fue fundada por el mismo Harris.
  7. Luego, en el siglo XIXhizo su aparición la anestesia, la cual permitió actuar sobre la boca con más comodidad. Además, se descubrió que las causantes de las caries son las bacterias, y que para evitarlas lo que hay que mantener es una buena higiene bucal.
  8. Po último, otro avance que experimentó la especialidad es en relación a la duración del tratamiento, ya que gracias a todos los avances técnicos, en la actualidad, el tiempo de tratamiento ortodóntico se ha reducidoconsiderablemente, siempre y cuando se sigan las pautas e indicaciones ofrecidas por el especialista.

8 Mitos muy comunes sobre la ortodoncia

  1. La ortodoncia es una solución puramente estética

Los brackets son la aparatología fija que utilizamos en ortodoncia para la corrección de las maloclusiones en dentición definitiva. Son piezas cuadrangulares que se adhieren a los dientes mediante adhesivos especiales, unidos entre ellos por un arco. Estos existen de diferentes tipos: metálicos, cerámicos, invisibles, etc.

Sin embargo, aunque pueda pensarse que es un asunto meramente estético, la verdad es que la corrección de la posición de nuestros dientes también ayuda a la funcionalidad de nuestra dentadura y a evitar problemas mayores ocasionados por una mala mordida, por ejemplo.

  1. Hay una edad determinada para colocarse ortodoncia

En verdad, la ortodoncia es un tratamiento apto para cualquier edad, por lo que no existe una edad mínima o máxima para hacerse este tratamiento.

  1. Los brackets causan mucho dolor

Aunque en un primer momento la ortodoncia pueda resultar incómoda o un poco dolorosa, ya que tenemos unos aparatos nuevos dentro de nuestra boca, al poco tiempo el paciente se acostumbra y consigue hablar y vocalizar de forma natural y sin ningún problema.

Igualmente, el dolor es muy subjetivo a cada individuo. Por ejemplo, algunas personas al principio pueden experimentar una inflamación leve en el ligamento periodontal, lo que puede provocar ligeras molestias un par de días y se pueden repetir en cada cambio de arco o cuando se active algún dispositivo ortodóntico nuevo al que no estemos acostumbrados.

  1. Con la ortodoncia no me tengo que preocupar por cepillarme los dientes tanto como antes

Ahora que llevamos ortodoncia no quiere decir que no hay que prestar tanta atención al cuidado de los dientes. Más bien ahora es cuando debemos tener más dedicación en nuestra  higiene bucodental, para evitar que  los dientes se dañen, piquen o manchen, debido a la comida que pueda quedar retenida entre los aparatos.

  1. El tratamiento es muy largo y los resultados se pierden rápido

Para determinar la duración del tratamiento, la cual es diferente según cada caso, antes de comenzar se debe hacer un estudio donde se realizarán unas radiografías, fotos intraorales-extraorales y unos moldes de las arcadas dentarias.

Esto para poder diagnosticar el problema, las causas y el tipo de maloclusión; para llegar al plan de tratamiento específico y en consecuencia un cálculo de tiempo aproximado.

De hecho, la ortodoncia sigue siendo eficiente incluso una vez retirados los aparatos. Al finalizar el período de ortodoncia, tendrás que utilizar unos retenedores para fijar los resultados y listo, los resultados te durarán para siempre.

6.      No podré hablar bien con  los brackets

Los brackets  no afectarán tu habla; ya que son aparatos que se colocan en la parte externa de los dientes y no invaden el espacio para la lengua.

  1. Usar brackets adelgaza

El simple hecho de llevar brackets no adelgaza, lo que si es que tendrás ciertas restricciones para alimentos de picotear como frutos secos, chicles, chucherías, etc. Entonces, al tener que ser más cuidadoso en las comidas, tus cambios alimenticios cambian, y esto sumado a la incomodidad que a veces se experimenta y  a que el día de los cambios de arco se produce un aumento de molestias, puedes notar un cambio en tu peso.

8.      Necesito un equipo especial para limpiar mis brackets

Si. Tendrás que comprarte unos cepillos específicos de ortodoncia, con una forma triangular en sus cerdas que te permita acceder a las esquinas de los brackets.

También deberás comprar un cabezal especial de ortodoncia para cepillos eléctricos, reforzar el cepillado con cepillos interproximales o hilo superfloss y por supuesto, aumentar los cuidados de la higiene bucal, ya que ahora es cuando estarán más propensos a caries, gingivitis y otros problemas.