Consejos a la hora de comprar un coche de segunda mano

Como aseguran en la gestoría de Cristina Torres, el número de compradores que eligen adquirir un coche de segunda mano es mayor. Ellos lo comprueban en el crecimiento de gestiones que realizan y que no tiene visos de reducirse. El caso es que hay que tener claro que adquirir lo que denominamos coches de ocasión, tiene una serie de riesgos, por lo que hay que tomarse un tiempo y siempre que sea posible, elegir con la debida calma.

Vamos a datos una serie de consejos:

Particular o tienda especialista

Las tiendas especialistas son mejores siempre que se pueda, especialmente en cuanto a las garantías a nivel legal con las que cuenta. Este tipo de reclamaciones se pueden hacer con los particulares en base a contratos, pero son más caros y los riesgos también aumentan.

Verificaciones sobre las tasaciones

Los precios tienen que estar en los baremos existentes. Existe la posibilidad de tener acceso a unas guías y listas donde vienen los precios impresos, además de en Internet. Algo útil para conocer el precio del vehículo que nos interesa.

No dudes en preguntar al vendedor

No hay que pensárselo mucho a la hora de hacer preguntas a lo0s vendedores en relación con el coche, desde los kilómetros que tiene al número de dueños que tuvo, el historial, consumo o incluso los motivos por los que se desea cambiar de coche.

Revisar la documentación el vehículo

En este sentido debemos ver documentos como el permiso de circulación, la fecha técnica, certificado de ITV con el que cuente el coche, además de que así vas a poder saber si el vendedor es realmente el único propietario del vehículo y que no hay otros tipos de pagos sobre el mismo. Lo mejor aquí es poder confirmarlo con la página web de la Dirección General de Tráfico.

Probarlo

Mejor hacer una prueba del coche antes de comprarlo. Para ello, lo mejor es insistir al vendedor para probar el vehículo y fijarnos en la totalidad de reacciones del coche, hasta cuando se cambien las marchas.

Las gestiones administrativas, cuanto antes mejor

En este sentido siempre será positivo hacerlas con tiempo. Por supuesto debe darse prioridad al tema del seguro para contar con cobertura desde el momento en que comencemos a utilizar el coche. Eso sí, hay que valorar temas como el de si merece la pena pagar un seguro a todo riesgo, pues a veces por la antigüedad conviene no pagarlo.

No te precipites

En el caso de que te asalten las dudas, siempre vas a poder contemplar otras opciones. No sucumbas a presiones, estate sereno y valora los datos objetivamente.

Clarifica el sistema de pago con el vendedor

Si hay señal, siempre exige un recibo y detalle en el contrato de compra y venta como si se tratase de una operación monetaria. Son útiles documentos aconsejables después del nacimiento de los conflictos.

La necesidad de una buena gestoría

A la hora de confiar este tipo de gestiones, siempre es necesario elegir con un equipo con experiencia y especializado en gestionar todos los trámites y el papeleo que conlleva el comprar y vender automóviles.

Lo más aconsejable es que la gestoría por la que nos inclinemos tenga un volumen de clientes importantes, teniendo buena relación y experiencia con la DGT, así como a la hora de realizar el cambio de nombres de los vehículos.

En la gestoría se llegan a tramitar y gestionar la totalidad de papeles, impresos y modelos que se necesitan, donde se aplican una serie de tarifas y precios que deberán adaptarse a lo que necesites.

Está claro que adquirir un coche de segunda mano, en especial cuando lo hacemos con particulares, necesita estar muy atento a que todo se haga debidamente. Adquirir un vehículo que no tenga los papeles en regla puede tener consecuencias bastante lamentables para nosotros, por lo que dejar todo esto en manos de una gestoría siempre es una buena forma de cumplir con la ley y ganar en confianza y seguridad.

Está claro que el coche debe estar bien y que debemos pasar por un taller o persona de confianza que nos aconsejen para saber cuál es el estado real del coche, o incluso también podemos hacerlo nosotros viendo ciertas partes del vehículo, pero el tema legal no es menos importante, por lo que estos temas no se deben dejar con ligereza.

Cabe avisar de muchos compra y ventas particulares que intentan de manera sospechosa o ilegal, hacer transacciones con los vehículos, para luego ver que ese coche que hemos adquirido tiene irregulares o incluso no pertenecía al propietario con el que negociamos. Para evitar todas estas cosas, ya sabes, confía en una buena gestoría.