Turismo, una carrera con salida

En los tiempos que corren es muy importante saber elegir una carrera. Puedes tener el mejor cerebro del mundo, que como no aciertes en tu decisión puedes haber perdido 4 o 5 años de tu vida, y sobre todo, dejar escapar el tren laboral. Por eso, cuando a los 17 años, recién salida del instituto, tuve que decidir qué carrera hacer, me lo pensé mucho. Después de visitar a varios orientadores universitarios, me decidí por completar estudios de Turismo. La elegida fue la Escuela de Estudios Superiores y Universitarios Formatic de Barcelona, viendo su historial, creo que la elección era obligada.

Fue fundada en el año 1974, y desde entonces ha formado y titulado más de 20.000 estudiantes en los ámbitos del turismo, la comunicación y la empresa. Y lo más importante con un porcentaje de inclusión laboral muy elevada. Éste fue el principal dato que me hizo decantarme por ella, y es que las estadísticas dicen que cada vez es más complicado para los jóvenes encontrar un primer trabajo. Incluso tienes que sopesar la posibilidad de dedicarte a la Formación Profesional, que tiene buenos datos.

Volviendo a la elección de la carrera, ¿por qué me decidí a comenzar los estudios en esta escuela de turismo en Barcelona? Pues por una sencilla razón, creo que es la carrera con más salidas.

La primera opción que me vino a la cabeza fue la de los hoteles. Desde que tuvimos la burbuja inmobiliaria a España nos sobran hoteles. Eso sí, no es fácil entrar a trabajar a uno de ellos. Por eso, lo que os recomiendo es que comencéis metiendo la cabeza haciendo prácticas. Os servirá para adquirir experiencia para vuestro currículum, pero también para que esa empresa os tenga en cuenta en una posible selección futura. Hay que hacer prácticas desde el primer año de carrera. Yo lo tuve my claro desde que comencé a estudiar. Sé que es mucho sacrificio, incluso renunciar a las vacaciones de verano, pero es que nadie nos va a regalar nadie. Es la única manera de agarrar un puesto y que no se nos escape.

Otra opción para los estudiantes de turismo es trabajar o incluso montar tu propia empresa de viajes. Los datos reflejan que los españoles hemos seguido viajando pese a la crisis, y es el momento de encontrar un nicho de mercado que no esté explotado. Por ejemplo, el turismo vinícola que hacen en muchas zonas de Castilla, o el de balnearios. Me estoy refiriendo a saber buscar un hueco que no esté explotado para poder hacernos fuertes.

shutterstock_318171683reducida

El mercado on line

También se puede currar en aeropuertos, aunque no es una salida muy común dentro del sector, pero siempre se tiene que tener en cuenta, porque no sabes dónde puede saltar la sorpresa. Hoy en día hay un montón de consultoras hoteleras centradas en varios frentes: formación, revenue management, ventas y marketing on line, porque los hoteles se disparan. No están bien pagadas, pero algo es algo.

Como podéis comprobar, elegir una carrera no es flor de un día. Muchas veces los estudiantes lo eligen por vocación, eso está bien, muy bien, pero como tu vocación sea el griego o el latín, pues tienes que entender que te va a costar mucho más encontrar un puesto de trabajo. Por eso te digo, que antes de elegir una carrera, pienses en las posibles salidas laborales. Echa un vistazo a las que tienes más posibilidades en estos tiempos. AL final y el cabo, estudiamos para eso.

Deja un comentario