El erotismo en Internet

El sexo siempre ha sido un gran negocio, pero normalmente un negocio tabú. Desde los prostíbulos de la edad media a las tiendas de juguetes eróticos actuales. Sin embargo, ahora la compra  online te permite una discreción y un anonimato que antes no era posible. Nadie te va a ver entrando a la tienda y nadie recibirá el paquete en tu nombre así que parece que es más sencillo que nunca y puedo entenderlo porque ¿a quién le gustaría que su madre, vecina, amiga o compañero de trabajo le vea comprando un consolador o un vibrador último modelo? A nadie ¿verdad?

Ahora bien, aunque me parezca algo retrógrado o del siglo pasado puedo entender ese sentimiento de vergüenza que nos invade a todos en ese momento en el que te pillan comprando un juguetito, pero lo que no puedo entender es que en plano S.XXI aún nos dé reparo comprar profilácticos, geles, lubricantes e incluso productos de higiene íntima ¿Es qué nadie tiene dos dedos de frente o qué?

Pues sí, hoy en día hasta ese tipo de productos se compran de manera online para evitar ser vistos con ellos en la mano. Mientras que yo voy a Carrefour y si veo un nuevo sabor de gel de Durex en las estanterías lo cojo y lo echo al carro tranquilamente, hay personas que lo miran disimuladamente y buscan después en Internet para ver en qué tienda online especializada pueden comprarlo sin ser vistos. No lo entiendo, de verdad que no.

Unos amigos míos, que llevan casados 3 años más 7 de novios, compran todo en Comercial Apra, desde lubricantes y preservativos hasta bolas chinas o cadenas. Y es que es todo muy hipócrita porque sé por ella que les encanta jugar y que han comprado incluso cadenas para atarse a la cama pero luego, en lugar de verlo como algo natural, lo esconden y compran todo por Internet. Pues deberían dar las gracias a que existan tiendas como Comercial Apra porque sino iban a perderse mucha diversión.

Este tipo de negocio está teniendo tanto éxito en la red que hasta se escriben artículos dando ideas para que nuevos empresarios tengan éxito en la venta online montando negocios relacionados con el mercado del sexo, el erotismo y la pareja.

Algunas ideas

  • Sex-shop online: para amantes de la discreción absoluta, ya que más del 35% de las compras que se hacen en Internet a nivel mundial tienen que ver con productos y material sexual.
  • Página de contactos de parejas liberales. Para que los usuarios puedan realizar intercambios de forma cómoda y segura bajo la discreción y el anonimato que ofrece Internet.
  • Página de búsqueda de hoteles para parejas. Se trata de hoteles en islas exóticas o en plena urbe donde el romanticismo y el erotismo está servido.
  • Página de alquiler de películas porno. Todos sabemos que encontrar porno en Internet es bastante fácil pero a los que de verdad les gusta querrán ser los primeros en ver ciertas películas y estarán dispuestas a alquilarlas para verlas en una muy buena calidad.
  • Tienda de artículos para parejas. No se trata de la típica tienda de artículos eróticos sin más, es más bien un negocio enfocado al erotismo entre la propia pareja, donde los productos que triunfan son los aceites para masajes, los perfumes afrodisíacos, las sales de baño, etc.

shutterstock_290633507reducida