Ahorrar con una placa solar en casa

Seguro que ya te has enterado de que la factura de la luz sube de nuevo. Sea quien sea el que esté en el Gobierno, los ‘paganinis’ de todos somos los de siempre. Una nueva subida que hace que lo de encender la luz o poner la calefacción se haya convertido en un acto de fe. No es de extrañar que mucha gente ya ni lo haga y esté a oscuras o intente cualquier método para poder ahorrar dinero.

Energía fotovoltáica

La energía fotovoltáica es actualmente una de las principales fuentes de desarrollo y avance hacia una sociedad sostenible. El objetivo es conseguir la máxima cota de ahorro en consumos con una inversión responsable. En el Autoconsumo vamos a contar con paneles, inversores y medidores. El uso de baterías, será sólo de forma opcional según la facturación eléctrica. “Se trata de un sistema de autoconsumo fotovoltaico de fácil montaje, altas garantías y rendimientos. Ideales para uso doméstico e industrial con el objetivo de ahorrar en facturas de electricidad”, nos explican desde Eficacia V. Ellos nos van a contestar a una serie de preguntas que seguro que te has hecho sobre la posibilidad de instalar placas solares en tu casa.

¿Es legal?

El sistema de autoconsumo fotovoltaico es legal, es real, es rentable en función del tipo de consumo, y está amparada su regulación por el Real Decreto 900/2015 ( modificado en parte por el reciente RDL 15/2018 ), en el que se detallan los parámetros que han de cumplir las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico. Por lo tanto, claro que sí es legal. Es posible poder almacenar la energía no consumida que te ofrecen los paneles solares fotovoltaicos en baterías y utilizarla cuando la demanda energética sea mayor a la curva de generación fotovoltaica.

¿Cómo lo hago?

Lo primero de ello, sería recabar todas las facturas que tengas del último año. Analizar tus consumos y a la vista de ello, Eficiencia V Energías Renovables, estudiará y diseñará la mejor opción para tu casa o negocio.

¿Cuánto necesito?

Según IDAE, el consumo medio por hogar es de 3.487 kWh, una cifra elevada que fácilmente podríamos reducir si sabemos cómo luchar contra la factura de la luz. Vamos a suponer que consumimos en nuestras facturas los 3.487 kWh al año, que equivalen a 9.553 Wh/día. Para buscar un kit solar apropiado, miramos los que permitan captar en un día de invierno esos 10.000 Wh. El precio aproximado del kit ronda los 6.500 euros, aunque será superior en función de la potencia pico elegida y de la capacidad de las baterías. Si le sumamos 3.000 euros de coste adicional por reemplazar las baterías (su vida útil es inferior a la de los paneles) y alguna otra posible avería, la inversión total nos sale por 9.500 euros.

La instalación

Las instalaciones de tipo Aislada se dan fundamentalmente en lugares donde no tenemos conexión a red eléctrica. Se componen principalmente de paneles solares fotovoltaicos, inversores, reguladores de carga y baterías. Si tienes una casa, finca o almacén rural donde no tienes posibilidad de conexión a la red eléctrica, te ofrecemos la solución a través de este tipo de instalaciones. De una manera sencilla, obteniendo los datos según las necesidades de nuestro cliente y con los cálculos necesarios, obtendremos el diseño y dimensionado de la instalación perfecta.

Un factor a tener en cuenta en ambos casos es que en las horas de más sol es cuando menos energía necesitamos: porque no estamos en casa, o porque no necesitamos iluminación, ni climatización. Este hecho tan simple condiciona todo el planteamiento de la energía solar doméstica y nos obliga a seguir conectados a la red eléctrica y/o a utilizar baterías para acumular energía, lo que encarece la instalación.

Ahora bien, no nos podemos olvidar del lugar. Una instalación solar de estas características requiere de seis a ocho paneles solares y cada uno mide aproximadamente dos metros de largo y uno de ancho, además de un lugar para guardar las ocho baterías. Por tanto, resulta inviable para bloques de viviendas y su uso se reduce prácticamente a casas independientes con tejado propio y/o jardines.

La idea clave para ahorrar se puede orientar a depender menos de la red y pagar un poco menos en la factura de la luz. Una buena estrategia es ahorrar parte del consumo de los aparatos que quedan encendidos durante las horas de sol, especialmente el frigorífico, y aquellos que se les da un uso ocasional como el televisor, cargar el móvil o el portátil. Así pues, ahora ya sabes un poco más sobre esta posibilidad.