Trabajadores felices, empresas productivas

file0001334025146

¿Sabéis la descarga de adrenalina que es hacer algún tipo de deporte de aventura? Es impresionante lo relajado que acabas el día después de tener una experiencia de este tipo y las empresas se están dando cuenta de ello, por eso muchas de ellas invitan a sus trabajadores una vez al año o cada 6 meses, a realizar algún tipo de actividad parecida. Hace una semana mi empresa sopesó esta posibilidad y tras ver varias idead  al final nos va a invitar a hacer barranquismo en Granada lo cual recomiendo porque yo ya lo he hecho, además con la misma compañía, y es una pasada.

Las empresas españolas se están dando cuenta de que merece la pena ofrecer esta posibilidad a sus trabajadores. Es un gasto de dinero, está claro, pero lejos de ser un gasto improductivo es un dinero que merece la pena ¿El motivo? Pues que los trabajadores regresan a casa tras realizar este tipo de actividad mucho más relajados y enérgicos que antes por lo que su productividad es mayor y encima los tienes contentos para lo que queda de año. ¿Merece o no merece la pena?

Supongo que habrá personas (empresarios) que sigan pensando que es una ridiculez hacer algo así por lo que he decidido dar cifras. Para empezad, los incrédulos leed el artículo de El Mundo “Un empleado contento es más productivo”, allí encontraréis algunas claves para entender de lo que hablo.

Por ejemplo, hay empresas que incluyen, en sus instalaciones, gimnasio, polideportivo, aparcamiento, etc. Otras, equipan alguna estancia con lo necesario para que los trabajadores puedan disfrutar en sus descansos de videoconsolas, juegos, libros, etc. Otras empresas añaden servicios de guardería para que los padres tengan más sencillo conciliar la vida laboral con la laboral y algunas que no pueden permitirse tener esas instalaciones lo que hacen es ofrecer bonos descuentos a sus empleados para que los usen en gimnasios de su elección o cosas por el estilo.

Además, cada 6 meses o una vez al año, algunas empresas se llevan a sus trabajadores a pasar un fin de semana a campamentos con actividades o a realizar algún tipo de curso que fomente el compañerismo. Otros, los premian con actividades deportivas, fiestas y Paint Ball, por ejemplo. El caso es conseguir un trabajador feliz y productivo. De hecho, hay un estudio que asegura que los empelados felices son un 88% más productivos ¿Sabéis en lo que se traduce ese 88%? Pensadlo bien, es como decir que tenéis empleados cuya productividad no supera el 12% en contraposición con los trabajadores felices ¿Os dais cuenta de que es una diferencia brutal?

Si aún seguís pensando que lo mejor es eso de que a la empresa se viene a trabajar y no a hacer amigos es que tenéis un serio problema pero bueno, yo sólo puedo aconsejar, no haceros entender las cosas a base de presión ¿no?

 

Deja un comentario