Cómo puede ayudar a tu empresa el Team Building

Cuando muchos amigos me preguntan por mi trabajo, siempre les digo que trabajo organizando actividades de Team Building, muchos me miran con el ceño fruncido, tratando así de que les les explique con más detalle el concepto, aparentemente tan novedoso y popular.

Resulta curioso lo mucho que gana un concepto cuando lo llevas a su traducción inglesa, Team Building puede sonar a un método de coaching muy complejo, pero lo cierto es que se refiere sencillamente al conjunto de actividades destinadas al ámbito empresarial, deportivo y educativo para mejorar el rendimiento del equipo y sus resultados.

Son las virguerías del buen marketing, o la capacidad de las palabras para que algo tan sencillo suene tan metódico y complejo.

En cualquier caso, organizar este tipo de actividades sí que requieren una serie de destrezas como profesionales muy cercanas a la psicología y al coaching, aunque también añadiría la de ser un buen comunicador y empatizar mucho con cada grupo para conseguir sacar el máximo partido de cada experiencia.

Orígenes del Team Building

Lo cierto es que los orígenes del término “Team Builing” se remontan a los años 80 en EEUU para referirse a una serie de actividades y herramientas clave para mejorar el resultado de los equipos de trabajo.

En este tipo de actividades se aúnan formación y ocio, se trabaja con especial interés la unión y la implicación de cada participante para llegar a su máximo nivel de satisfacción y motivación.

De este modo, son muchos los aspectos que podemos trabajar en actividades Team Building, entre ellas podemos potenciar las habilidades de equipo, y es que, en ocasiones se pueden llegar a generar bloqueos o conflictos que perjudican el ambiente de trabajo.

Por ello, este tipo de actividades son tan importantes para poder detectar e identificar estas barreras y bloqueos, tanto para resolver los conflictos existentes como para preverlos.

También ayudan a mejorar la gestión del tiempo y a liberar las tensiones entre los trabajadores, mejorando las relaciones entre ellos, lo cual aumenta enormemente la productividad de las empresas.

Al tratarse de actividades con un importante elemento de aprendizaje y creatividad, también ayudan a descubrir habilidades y aumentar la confianza tanto en uno mismo como en el equipo, potenciando así el espíritu de equipo y el crecimiento de sus miembros, tanto a nivel personal como profesional.

Así que, básicamente, ayudamos a las empresas a ser más efectivas y tener un mayor rendimiento trabajando el componente humano y señalando la enorme importancia de invertir en las relaciones personales y en la resolución de conflictos.

En mi caso, me he especializado en actividades creativas, más específicamente en Talleres de Publicidad y Cine.

Estos talleres consisten en la creación de pequeñas piezas de publicidad y pequeñas piezas audiovisuales donde cada participante forma parte integral de todo el proceso.

Así, los miembros de cada equipo se encargarán de escribir el guión, diseñar el storyboard, ensayar e interpretar los diferentes personajes y, al final, se grabarán para dar como resultado una pequeña pieza audiovisual.

Lo mejor llega en la fiesta final, una especie de Fiesta de los Óscar informal, con alfombra roja y todo, en los que visualizaremos juntos todos los anuncios y cortos para elegir nuestros ganadores.

Es una actividad muy divertida y creativa donde los participantes descubren muchas características de su forma de trabajar en equipo al verse involucrados en tantas actividades diferentes.

Recuerdo uno de mis cortos favoritos, aunque como en ese caso era una Agencia de Publicidad estaba claro que lo iban a tener más que fácil.

Tuvieron una idea estupenda para anunciar un móvil, consiguieron unos disfraces geniales de Hawaianos en Lacasadelosdisfraces, una tienda online donde puedes encontrar cualquier cosa relacionada con el mundo de los disfraces.

No sabía cómo no había sabido de esta tienda hasta que ellos me dijeron que es la tienda a la que recurrían para organizar las fiestas de empresa. Y es que no me extraña por su amplio catálogo organizado por géneros y temática. Tienen disfraces de todo tipo desde disfraces medievales, de carnaval, de Halloween además de muchos artículos para decorar una fiesta.

La verdad es que era una tienda que me venía estupendamente, lo cierto es que siempre dejaba que cada equipo resolviera por su cuenta el tema de los disfraces, pero darles esta opción iba a mejorar mucho el resultado de sus anuncios y cortos.

Fue uno de los Óscar más sonados de mi carrera, bueno, ya me entendéis, de mi carrera como Team Builder.