Las botas de los futbolistas

Al igual que para un ciclista su bici es su arma letal, o para los tiradores de esgrima su espada, en el caso de los futbolistas, su arma secreta son las botas de fútbol. Excepto sin los goles vienen de cabeza, en la mayoría de las jugadas las botas son las protagonistas. Por eso es lógico que los jugadores de fútbol las cuiden como oro en paño. Incluso muchos las ilustran con detalles, frases o palabras que les da suerte. Os voy a contar algunos secretos de las botas de los futbolistas más famosos del mundo.

El primero en ponerlo de moda fue David Beckam. El jugador modelo que yo creo que fue el precursor de esas modas de llevar el pelo tintado o de ponerse tatuajes. En sus botas llevaba Brooklyn, Romeo y Cruz. Cuando nació Harper Seven tuvo que poner otro más.

Mi jugador favorito es Sergio Ramos. Lo más llamativo es que en sus botas aparecen dos nombres, que parecen ser muy importantes, Michael Jackson y Camarón. Dos cantantes de estilos muy diferentes. Se ve que Ramos tiene gustos musicales muy amplios. Otro madridista, pero en este caso ya retirado, Guti, llevaba Zaira, que es el nombre de la hija de Guti. En la otra bota iba Aitor, que así es como se llama el otro hijo que tuvo con Arancha de Benito. Así ninguno de los dos se enfada.

Una idea, la de llevar a los suyos en las botas, cada vez más extendida entre los futbolistas , entre ellos también el Kun Agüero que lleva Benji, en referencia a Benjamín Agüero Maradona, y es que el astro argentino está casado con una de las hijas de Maradona. Otro crack como Iniesta, todos recordamos que su gol dio  a España su primer Mundial (y si no cambian las cosas el único durante muchos años) pues en sus botas pone Valeria, la hija que tiene con Ana Ortiz.

Por su parte a Ibrahimovic, no le vale con llevar escrito el nombre de sus hijos, Vincent y Maximilian, también la fecha de nacimiento. Así no se le olvida, y es que eso de los cumpleaños de los hijos  a veces juega una mala pasada.

Otros mensajes

Como en todas las cosas también hemos tenido polémica. Por ejemplo la hubo con David Villla, que algunos medios publicaron que el Barcelona, el equipo donde estaba, le había instado a quitar la bandera de España de las botas, pero lo cierto es que a día de hoy sigue luciendo orgulloso en Estados Unidos.

Jugadores más modernos como Neymar llevan en sus botas dos palabras: “Osadía” y “Alegría”. Sea como sea, está claro que los pequeños hacen lo que ven a sus ídolos. Y por ejemplo mi hijo ya me ha pedido que quiere ponerse en las botas con las que juega en el equipo del barrio su nombre. Así que le voy a comprar botas de futbol nuevas en la web Marians Sport y le voy a poner su nombre.

Ahora bien, que nadie se crea que por poner algo en sus botas ya lo tiene hecho. Sirva como ejemplo Kaka, que es muy religioso, luce el lema “Jesús es lo primero”. Aunque no le ayuda mucho, porque el brasileño siempre estuvo más en la enfermería lesionado que en el campo de juego cuando jugó en el Real Madrid.