La sal, un condimento que usamos día a día, pero que esconde muchos secretos

El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define la sal como: “Sustancia, consistente en cloruro sódico, ordinariamente blanca, cristalina, de sabor propio, muy soluble en agua, que se emplea para sazonar y conservar alimentos, es muy abundante en las aguas del mar y también se encuentra en la corteza terrestre”y esta es, tanto la definición como la aplicación que más le solemos dar a este condimento, sin embargo, no es la única. La sal nos aporta multitud de beneficios y también multitud de males, tanto para nuestro organismo como para elementos que nos rodean cada día, como sucede con los coches y es que este cloruro es capaz de hacer desaparecer la pintura e incluso las partes de hierro y aluminio de los coches, y es que aunque no os lo creáis, si veis un coche que circula de manera asidua por una ciudad costera y lo comparáis con uno de interior, quizá os sorprenderíais y, los que residís en la costa, trataríais de lavarlos más a menudo, con el fin de evitar que la sal los pudra por completo con el paso del tiempo.

Pero como os decimos, la sal tiene multitud de utilidades más allá de las que cita el mencionado diccionario de referencia de la lengua española. Si nos vamos, por ejemplo, a la limpieza de nuestros hogares y ropa, este compuesto es capaz de:

  • Limpiar nuestra nevera: si mezclamos agua sodada con sal, podremos limpiar la nevera para dejarla como nueva.
  • Elimina la suciedad en los elementos de cocina: tanto en sartenes como en ollas o cacerolas, si aplicamos sal, dejamos que actúe y la quitamos con papel de cocina, seremos capaces de quitar suciedades de quemaduras y derrames que hayamos podido tener al cocinar.
  • Elimina manchas de óxido: con una mezcla de limón y sal podremos eliminar por completo este tipo de manchas de nuestra ropa. Luego, tan solo tendremos que dejar la prenda al sol para que seque, aunque previamente, como es lógico, debamos enjuagarla para quitar restos de limón o sal.
  • Elimina manchas de vino: tanto en una alfombra como en nuestra ropa o en un tapiz, si aplicamos sal rápidamente sobre la zona afectada y la enjuagamos, seremos capaces de eliminar esa marca.

Además, la sal no solo es buena para la limpieza de nuestras prendas y elementos de la casa, sino que también lo es para hechos que nos pueden ocurrir en nuestro día a día como son:

  • Apaga conatos de incendio: si por un descuido provocamos un conato de incendio por aceite que se nos cae, echando pizcas de sal, podremos controlarlo rápidamente y de forma segura.
  • Ahuyenta las malas hierbas: en el caso de que nos crezcan hierbas entre grietas o elementos del jardín, esparciendo sal, conseguiremos que esto se acabe.
  • Ahuyenta las hormigas: para que esto ocurra debemos espolvorear sal en los lugares donde habitualmente aparecen con el fin de que espantarlas.
  • Mantiene frescas las flores: si añadimos un poquito de cloruro al jarrón o florero, además del agua habitual, conseguiremos que nos aguanten más tiempo luciendo espléndidas.
  • Elimina los malos olores en el calzado: si echamos un poco de sal en el interior de nuestras zapatillas, conseguiremos dejar a un lado los malos olores y humedad.
  • Previene el hielo: al igual que sucede en las carreteras, si echamos sal sobre las aceras de nuestra casa, ventanas o ventanillas y parabrisas del coche, evitaremos que se formen placas de hielo o nieve con el fin de evitar caídas que nos puedan provocar lesiones.
  • Conserva los muebles de mimbre: si aplicamos con una brocha una capa de agua caliente con sal, haremos que nuestro mobiliario de jardín dure más y seremos capaces de quitarle ese color amarillento que cogen con el paso del tiempo.

Como veis, la sal no solo sirve para cocinar o hacer que nuestras carreteras sean transitables en invierno, sino que estas que os hemos dicho, son solo algunas de las muchas más utilidades que tiene el cloruro sódico por lo que siempre debemos tener a mano el contacto de Humanes Guillén Eurosal y es que, por uno o por otro motivo de los que os hemos mencionado, siempre debemos tener un buen proveedor de sal cerca.

La sal, un compuesto tan sencillo como fundamental para entender la vida

Es probable que con el título que hemos escogido os estéis preguntando el por qué de que esto sea así, pero es que es muy fácil de explicar, recientemente se ha encontrado un trozo de sal marina de hace 2.000 millones de años que ha reveladouna veloz oxigenación de la Tierra, lo cual, es el desencadenante de que la vida, tal y como la conocemos actualmente, sea posible en nuestro planeta, de ahí que le demos la importancia y la relevancia que se merece este hallazgo.