La ortodoncia no es el fin del mundo

Hoy vamos a hablar de la ortodoncia, un tratamiento dental que para muchas personas supone un perjuicio o tara durante un tiempo de su vida. Mi deseo es mostrar la importancia de tener una buena salud dental, y además eliminar el mito de que la ortodoncia produce efectos estéticos perjudiciales.

Todos habremos pasado por el instituto y habremos visto a algún compañero o compañera, que de la noche a la mañana aparecía con un aparato de dientes. Por esas épocas yo no recuerdo diferenciar que tipos de aparatos dentales existían. Solo recuerdo que a los que llevaban brackets o aparatos dentales grandes, se les martirizaba durante un tiempo.

Ahora ya sé que existen diferentes tipos de aparatos dentales. Existen aparatos dentales fijos y removibles. Los fijos son los más habituales ya que recolocan y alinean los dientes que se han desplazado de su posición. También sé que existen los aparatos removibles, que son usado sobre todo para los casos de contacto de los dientes en función y para función.

Si te preguntas el motivo de este artículo, así como porqué conozco que existen este tipo de aparatos bucales es por una razón. Porque recientemente decidí arreglarme los dientes, ya que a mis treinta años ya tengo el dinero, los medios y la seguridad para dar el paso y someterme al tratamiento de periodoncia.

Por suerte conocí a Dental Morente, una clínica dental en Madrid, con más de treinta años de experiencia. Esta clínica la conocí a través de su colaboración en el proyecto Sonrisas para Zimbawe, creado por su fundación Smile is a Foundation. He de decir que en todo momento me sentí cuidado por el equipo de profesionales, y a pesar de mis miedos me sentí seguro por la profesionalidad de todo el equipo.

Mucha gente, a lo largo de su vida, sufre un desplazamiento de las piezas dentales, debido a la fuerza producida por las muelas del juicio. También pasa en los niños, que, durante el crecimiento de los dientes, estos se desplazan, y se tiene que corregir con el fin de que las piezas dentales acaben en su sitio.

Pero he de ser sincero, a pesar de que muchas personas en algun momento de la vida han llevado aparato dental, a mí me resultaba muy difícil. Es decir, había generado un complejo derivado de las experiencias vividas en el colegio. En mi generación a todo aquel que llevaba cualquier tipo de aparato dental, era bautizado rápidamente con el mote de boca-hierro, o abrelatas.

Esto sigue pasando en la actualidad, porque mi sobrino hace unos años tuvo que llevar aparato de dientes, y los niños de la clase se metieron con él. Esto no deja de ser una reacción consecuencia de parecer diferente a los demás niños por tener ortodoncia. Por suerte la profesora de mi sobrino se dio cuenta a tiempo y convocó a los padres de los niños para zanjar el tema.

Los beneficios de la ortodoncia

A lo largo del artículo hemos visto que la ortodoncia es una técnica que corrige la posición de los dientes, así como las anomalías de los huesos. Y también hemos comentado algunos beneficios, es el caso de hacer que los dientes vuelvan a su lugar. Pero ahora quiero mostrar con detalle otros beneficios de la ortodoncia.

Como hemos visto, la ortodoncia es una técnica dental dirigida a la corrección de las piezas dentales que han sido desplazadas, además de las posibles anomalías de los huesos. También hemos visto uno de sus beneficios, volver a situar los dientes en su lugar. Esto provoca otros beneficios, por un lado, se favorece la correcta masticación de los alimentos debido al alineamiento de los dientes. También favorece la salud dental, dado que el tratamiento ayuda a que los dientes no se estropeen, manteniendo los dientes saludables. También produce un beneficio fundamental, se mejora la estética de la sonrisa. Y este punto es importante, ya que hoy en día tenemos que dejar de lado los perjuicios por ver a una persona con un aparato de dientes, sea adulta o sea adolescente.

En conclusión, las personas con ortodoncia desean mejorar su salud dental, y eso es algo destacable.