Cómo gastar menos con un radiador

Son nuestros grandes aliados durante el invierno. Quién no ha llegado a casa y se ha puesto al lado de un radiador para entrar en calor. O lo de poner las zapatillas encima para coger temperatura. Yo lo recuerdo muy bien, y ahora que me he comprado una casa nueva, les ha valorado aún más. Ahora bien, tienes que saber que se puede gastar menos si confías en García Guirado, ya que tiene herramientas para hacerlo. Me explico.

Muchas veces, si vives solo como es mi caso, o porque estás muy poco tiempo en casa, puedes sentir que estás perdiendo dinero con la calefacción. Y no es una bobada al precio que se encuentra ahora mismo. Hay un dato que es muy esclarecedor, se puede ahorrar mínimo un 40% del consumo en calefacción, viviendas , hoteles, colegios , oficinas , residencias, etc, si te lo montas bien. Imagínate una casa grande, tiene solo una pequeña parte ocupada, pero tiene que calentar toda la casa, o tiene zonas donde la temperatura es excesiva, mientras en otras zonas no llega el calor suficiente o que se queda alguna ventana abierta, mientras la calefacción está encendida. Está claro que si nos diésemos cuenta de la cantidad de energía que se derrocha, no dejaríamos escapar la oportunidad de ponerle freno. Y yo así lo hice.

Solo hay que ver los datos. Se desperdicia entre el 30 y 40% si te dejas alguna vez la ventana abierta y la calefacción encendida. Entre el 5 y 10% si tienes zonas que se calientan más que otras o no se calientan lo suficiente. Y se ahorraría entre el 30 y 40%, si no tienes la necesidad de estar encendiendo y apagándola cuando estás fuera de casa. No hace falta ser un Pitágoras de las matemáticas para hacer la cuenta del dinero que te puedes ahorrar con estos cambios.

Con este sistema, puedes controlar tanto la temperatura como las horas de funcionamiento, también desconectar la calefacción en las zonas con ventanas abiertas. Y para un manazas como yo, todo esto de forma sencilla y con una mínima inversión. Vamos que en la mayor parte de los casos se paga con lo que ahorra y le sobra dinero para gastar en otras cosas. Estamos ante el típico caso de inversión, y no de gasto. Ahora bien tienes que saber qué te conviene mejor, dependiendo de cada situación.

Encenderla mientras tomas cañas

shutterstock_301866557reducida

Prepárate para tener un montón de ventajas y lo más importante sin obras en casa. Y como las tecnologías avanzan que dan gusto, puedes conectar o desconectar la calefacción con una aplicación en el móvil. La verdad es que es muy curioso cuando estoy tomando cañas con los amigos después del trabajo, y uno de ellos comenta que le da rabia irse a casa porque se la va a encontrar fría, porque no había puesto la calefacción. En ese momento es cuando yo saco el móvil y comento que me había pasado lo mismo, no la había puesto, pero que ahora mismo lo hago. Y así es, mientras le dio un trago a mi cerveza, la pongo en funcionamiento. Cuando llegó a casa, está con una temperatura idónea, ya que también la puedo señalar ese dato.

Así pues, si quieres ahorrarte un dinero, si quieres tener esta alternativa en casa, haz como yo, ponte en contacto con esta empresa y ya verás cómo tu cuenta corriente y tu cuerpo comienzan a sentir este calor.