Comprarse un BMW trae responsabilidades

Desde siempre he sido un fan incondicional de la marca bávara. Soy de esos chicos que en los álbumes de cromos siempre le encantaba tener los modelos de BMW. Creo que terminé enamorándome definitivamente cuando en la serie ochentera luz de luna Bruce Willis llevaba un BMW 635 CSI, un modelo coupé que ha terminado por ser uno de los más míticos de la firma germana.

BMW una marca sagrada del mundo del automóvil

El caso es que fueron pasando los años y conseguí finalmente tener un BMW 525i. Lo trato como si fuera uno más de la familia y le doy todo tipo de cuidados, todo para que esté en las mejores condiciones de servicio. Este coche es el que usamos para los largos viajes o en caso de que el otro, un Mini Cooper, nos falle, que es el que usamos para el día a día por su tamaño reducido.

Cuando necesitan pasar sus revisiones, vamos a paizbmw.es por aquello de llevar nuestro coche a un taller realmente especializado, tanto en la marca BMW como en Mini. El contar con 40 años de experiencia como taller mecánico y buenas fama en la ciudad es lo que me hizo apostar por ellos y cada cierto tiempo, cuando les pasa algo o debo pasar revisión les visito.

Siempre es agradable ver cómo te ofrecen un trato personalizado no solo en el mantenimiento, también en la reparación del vehículo. De hecho, algo que me animó a comprar el Mini en 2007 fue la apertura del taller, puesto que me animaron a comprar este vehículo por su buena terminación y fiabilidad.

Al final lo que siempre se busca es que el taller al que vayas te solucione el problema y veas una profesionalidad tanto a la hora de recoger el coche como unos plazos que no se alarguen en demasía. Como cuentan con avanzados equipos técnicos, pueden diagnosticar de forma rápida los problemas que tiene tu vehículo, así que, con suerte, suelo tenerles pocos días fuera de mi garaje.

Yo cuando tuve mis anteriores vehículos, un Renault y un Nissan, siempre tuve la costumbre de llevarlos a los servicios técnicos oficiales, aunque ya se hubiera pasado la garantía, pero en esta ocasión, opté por lo contrario, ya que un buen amigo me comentó que eran verdaderos especialistas y encima los precios eran más económicos, por lo que me terminé decidiendo por paizbmw.

Quizás en la decisión pesó que los servicios técnicos de Renault y Nissan conmigo o no tuve yo mucha suerte o no me demostraron ser tan buenos para lo que cobraban por hora. La verdad es que hay mucha “marquitis” y en casos como BMW o MINI todavía más. Realmente lo que todos buscamos es que el taller al que vamos nos solucione el problema y pagar lo mínimo posible por las reparaciones.

Al contar con todo esto y ya con una relación de confianza con el taller, pues pensar en volver a un servicio técnico oficial, pues complicado lo veo, ya que la satisfacción de ver tus coches siempre reparados con esmero y en pocos días, no tiene precio.